El secreto mejor guardado de Red Bull, “el difusor soplado”

Publicado: 8 julio, 2010 de Tramantines en Red Bull
Etiquetas:,

Está siendo uno de los secretos mejor guardados de la temporada. Desde la primera carrera circulan todo tipo de teorías. ¿Por qué Red Bull es capaz de hacer una Q3 fabulosa, cuando la Q2, también sin gasolina o en la propia carrera, los tiempos son parecidos a los rivales? Los técnicos de los equipos grandes se afanan por buscar la razón de esa vuelta perfecta carrera tras carrera.

“Algo tienen que sacan justo en la Q3 pero luego no pueden meter en carrera y nadie sabe lo que es” acertó a decir Marc Gené en una transmisión en directo en LaSexta. No es el único piloto que opina lo mismo y en concreto que algo tienen justo para una o dos vueltas, con lo que reflejaba el misterio que existe en Ferrari y el resto de equipos sobre ese sistema único y de corto alcanze que le vale a Sebastian Vettel y Mark Webber para meterles medio segundo a todos en el momento justo de la calificación de cada gran premio.

Y ya van 8 de 9 poles, así que ha funcionado a la perfección. McLaren tuvo que recurrir a un vacío en el reglamento en Canadá para poder arrebatarles una en todo el año, como fue calificar prácticamente vacíos y empujar el coche hasta la meta. Y aún así la logró por poco y con una fuerte penalización económica.

A principios de temporada se especuló con que la clave estaba en unos amortiguadores con gas que podían ‘inflarse’ y ‘desinflarse’ de la calificación a la carrera, con lo que el coche era más alto o más bajo sin tocar nada, como es preceptivo. Es decir, que tenía la altura ideal para la calificación y luego para la carrera otra distinta. Los comisarios de la FIA lo investigaron mientras Christian Horner, jefe del equipo, echaba pestes de las insinuaciones de McLaren, principal dedo acusador. No se pudo demostrar nada.

La versión más próxima a la realidad, según varias fuentes consultadas, es que Red Bull tendría una opción de ajuste del motor que obra el milagro. Hasta la BBC se ha hecho eco de la filtración de que el Red Bull sería capaz de retardar la ignición del propulsor pero manteniendo a su vez la presión del gas en los escapes, incluso cuando el piloto levanta el pie del acelerador. Gracias a eso, se mantiene durante el 100% del tiempo activo el famoso difusor soplado (así llamado porque los escapes en posición muy baja echan aire directamente a través del difusor, esquema que ha sido copiado por McLaren y Ferrari) y por tanto se mantiene la carga aerodinámica el 100 por 100 de la vuelta.

No es algo que se pueda hacer más de una o dos vueltas ya que daña el motor por sobrerégimen y sobrecalentamiento, pero ofrece un extra, una fracción de tiempo vital durante uno o dos giros que mantiene a Red Bull por delante del resto en esa Q3. Habitualmente un monoplaza está con el acelerador a tope pisado entre un 60 y un 70% del tiempo por vuelta, nunca un 100, y con este sistema se da la vuelta perfecta, siempre con carga máxima incluso sin pisar el acelerador.

Ahora que los equipos grandes cuentan ya con su propio difusor soplado, veremos si pueden ejecutar ese mismo truco sobre el motor e igualan la última genialidad del mago Adrian Newey. Si no, es que es sólo uno de los trucos de ese coche único.

Vía: Marca.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s